La Salud no puede esperar un minuto más

COMPLEJO Y DIFÍCIL PANORAMA EN LA SALUD DE MENDOZA.

LOS MÉDICOS ANESTESISTAS SIGUEN «EN LISTA DE ESPERA»

El gobierno de Mendoza ha tomado una decisión que poco ayuda a la sociedad en su conjunto.

Los médicos anestesistas que prestan sus servicios en diferentes hospitales públicos de Mendoza,  tampoco podrán trabajar en instituciones privadas (Hospital Italiano, Hospital Español, Clínica de Cuyo, Clínica Santa María, Clínica Santa Clara, Clínica Santa Rosa, Clínica Amano, Instituto Zaldívar; Hospital Santa Isabel de Hungría, Attimo Hospital de Día, Hospital privado y Efectos propios y privados –

La crisis que existe en la salud de Mendoza -es sencillamente insostenible-

No hay tregua y solo predomina la angustia y la falta de una política clara en materia de Salud. Las cirugías suspendidas aumentan de forma drástica semana a semana y los temores de los pacientes es por demás complejo.

No hay soluciones a la vista y se sumaran a la problemática de la salud  pública, ahora en los sectores privados de Mendoza (si los profesionales son suspendidos, también impactara en el sector privado) en un plazo muy corto.

Hay que dejar cualquier especulación -Hoy la vida de las personas están en riesgo en Mendoza y no es una frase literal, es la realidad de la salud de miles mendocinos.

Hay que volver a dialogar las veces que sean necesarias;  pero no se puede bajo ningún concepto «inhabilitar a los médicos por hacer un reclamo» en la que piden por mejoras salariales.

Se puede o no compartir el criterio de los médicos y del gobierno, pero la crisis psicológica de miles de pacientes es sencillamente impensada y con el peor de los temores -el diagnóstico es malo-

Hay 68 profesionales capacitados durante más de 10 años,  y por medio de una ley, le estamos avisando que serán suspendidos de uno a cinco años? somos consientes de ello?

Es necesario repensar la salud de Mendoza después de la pandemia. El esfuerzo de estudiar debe ser merituado y volver a dialogar, no mañana, hoy mismo.

 

Por Mario R. Ferreyra.

.

 

www.infouco.com

 

 

Comentarios