Mira quién habla

DE QUE HABLAN CUANDO HABLAN.

LA COLUMNA DE «CACHO».

EL ANÁLISIS ENTRE «LO QUE SE DICE y LO QUE SE HACE»

La pertenencia a organización o grupo criminal está tipificada en el Código Penal español como un delito; se trata de una agrupación de más de dos personas con el fin de cometer hechos delictivos. El contexto actual en Argentina con el show mediático montado por el Juicio a la ex presidenta Cristina nos obliga a reflexionar sobre ciertos tópicos.

Nos encontramos en un contexto delictivo, o por lo menos a la distancia uno ve a los fiscales Diego Luciani y Sergio Mole  y su «banda» u otros, donde ya no estamos hablando de delitos cometidos por una sola persona o de concierto criminal. Ni siquiera de simples bandas criminales, sino de organizaciones criminales de cuello blanco, poderosos. Frente a estos últimos, por años el derecho penal les ha sido ajeno. Todas las normas, presuponen aparatos judiciales que funcionen. Así, la clave  es simple,  el sistema corrupto no es el Poder Ejecutivo ni su Congreso, sino que son aquellos sectores estratégicos del Poder Judicial donde se encuentran los magistrados que representan el Poder Real. ¿Hay organización, quienes son, como lo hacen, a quien responden?

Preguntas y más preguntas, lo que si está claro es que los eventos delictivos, ineludiblemente, requieren cierto nivel de organización, pero cuando hablamos de organización criminal estamos hablando de algo más que un mero concierto criminal, más que una banda criminal o asociación para delinquir.

En la Argentina nuestra de los últimos tiempos y a las pruebas nos remitimos, se trata en la práctica del ya conocido “derecho penal del enemigo”, que permite llevar a juicio y condenar a determinadas personas seleccionadas, cuidadosamente seleccionadas, no importando la inexistencia de pruebas. Pero la organización dice que es el enemigo y por ende hay que poner en funcionamiento todo el aparato para destruirlo. En sentido opuesto, también practican lo que podemos llamar “derecho penal del amigo”, que es el que permite liberar de toda responsabilidad a quien se considera jefe, colega, socio, recomendado, allegado, compañero de paddle, futbol, o simplemente “amigo”.

No importa la contundencia de las pruebas en su contra, y de eso Argentina y Mendoza, están repletas, hasta el cuello, y la mierda sale por todos lados, Diego Luciani el fiscal de la causa en contra de Cristina, rodeado por una organización que difícilmente pueda explicar el cómo funciona en público pero si a las sombras, Rodrigo Uriburu, presidente del tribunal, Roby Martinez, cuñado de Larreta y unos cuantos más, integrando el maravilloso equipo de Futbol al que ellos graciosamente lo llaman el Liverpool, bien criollo por cierto y que es propiedad de Macri y jugando en la propiedad del Jefe.

Por aquí en nuestros pagos se lo ve al ex ministro del Jefe Cornejo, Don Dalmiro Garay en el estadio Malvinas Argentinas, partido de Rugby mediante,  en el palco junto a las autoridades provinciales, Gobernador, Ministro Ibañez, el jefe Cornejo, como si fuera un integrante más, de hecho lo es, sin ponerse colorado, faltaba solamente Bonarrico, perdón ya no esta,  ¿de esta forma garantizando una justicia totalmente independiente del poder político?, sabemos que no hay ninguna disposición legal que se lo prohíba pero ante la sociedad o quien sea, es una cuestión de lógica pura,  intendentes del gran Mendoza jugando al paddle y al futbol con fiscales, periodistas afines haciendo periodismo independiente ja ja, y así marcha el rumbo con una sociedad asqueada de tanta impunidad, es aquí  donde entra a funcionar lo que algunos llamamos “derecho penal del amigo”, que es el que permite liberar de toda responsabilidad a quien se considera jefe, colega, socio, recomendado, allegado, compañero de paddle, futbol, asados,  o simplemente “amigo”. No importa la contundencia de las pruebas en su contra pero no hay que hacer nada.

Así podemos señalar que un tal Falcone funcionario de la comuna de Godoy Cruz, curiosamente ostenta un patrimonio millonario de  mas o menos $ 150 millones, consistente en unas 10 propiedades y vehículos, todo esto construido sobre la base de su sueldo municipal, con una antigüedad de 22 anos, hoy Director de Obras Particulares de la Municipalidad de Godoy Cruz,  perdón el hombre es del circulo intimo del intendente Tadeo, es mas ostenta el titulo de ser familiar cercano, pero quien va a investigar, nadie, los concejales han pedido que la justicia investigue las declaraciones del funcionario desde que asumió en la función publica del municipio y que luego coteje los datos hasta el día de hoy, pero no pasa nada, la causa Bonarrico ahí esta, bien, el hombre sigue dando salmones en nombre del creador sin ponerse colorado y el ministro Ibáñez disfruta del Rugby como si nada, las 12 mil hectáreas de regalito a tres desconocidos (empresarios) brillan sin ningún tipo de investigación, total no pasa nada, el gobierno le sigue otorgando obras a empresarios amigos con problemas serios judiciales por incumplimiento de contratos, pero no importa, no pasa nada, los 15 millones para los baños de un camping en Tupungato y un funcionario echado, un tal Marcelo Elizondo como responsable del área vital, dirección de Obras Publicas, cuestionado por el direccionismo de la obra publica departamental, hasta por los propios prestadores, pero no pasa nada, solamente la explicación de, “cambios significativos en el programa de obras publicas”, las propias empresas que realizan trabajos en el departamento en su momento pegaron el grito en el cielo, 15 millones por los baños se escucho y se pudrió todo,  pero no pasa nada, el presidente de la corte ex ministro de Cornejo en el estadio Malvinas como si fuera un integrante mas del gabinete de Suarez, quien carajo va a investigar algo aquí, fiscales, jueces, camaristas, todos contra todos al son de los acordes de la melodía histórica, “ se llevaran hasta la integridad”, Así estamos en Argentina en materia de Justicia, el derecho penal del Amigo y del Enemigo, según la cara del cliente y en un abrir y cerrar de ojos entra en juego el coro de ángeles bien pagos de  los medios hegemónicos y la guía de ruta, como dice el colega Rozanski,  se ha manipulado a una parte de la opinión pública con la reiteración de que se trata de una “chorra” y que la Patagonia esta poco menos que repleta de conteiner de dinero. Como se recordará la propia Patricia Bullrich, notable miembro de la organización, avaló en televisión esa ridícula teoría y un fiscal federal, llenó de agujeros la zona. La propia Lilita Carrió pateo el tablero en las ultimas horas y cargo casi con la totalidad de juntos x el cambio, tratándolos a algunos de chorros, narcos, colocadores de amantes en las listas electorales, de grupos armados para delinquir, pero el coro de ángeles la enfrento tratándola no menos de loca, pero la justicia por ahora nada, ni un mísero fiscal ha llamado a la señora a pedirle que ratifique sus denuncias con pruebas contundentes y terminar con esta historia para siempre en nuestro país,  ellos junto a jueces y otras hiervas juegan al futbol en su equipo favorito, el Liverpool Argento y así continua  la manipulación, eje central de la metodología de la derecha real, logra que lo ridículo se transforme en factible. Así, fiscales y jueces que quedan expuestos en imágenes por sus vínculos con el jefe de la organización, en su propia casa de campo, doblan la apuesta.

Con la impronta de carecer de vergüenza, confirmarán que las fotos son reales. Preguntarán luego: “Y qué?”. Ese es el masculinismo del Poder Real. Desde allí actúan, saquean, violentan y finalmente quedan impunes. Aquí nadie va preso, de guante blanco, se entiende, nadie va preso y esto ya nos tiene arto a todos, la cara dures y la impunidad con la que se mueven, presuponer que en nuestro país hay un sistema judicial que funciona, es un grave error de análisis. No permite asumir que nada de lo que se argumente será suficiente. El error impide además, tomar conciencia que los magistrados que juegan al fútbol o van a los estadios a ver Rugby con quien deben investigar, ya tienen la decisión tomada. Seguirán garantizando la impunidad del jefe y el resto de la banda  y seguirán también atormentando al enemigo y cuando llegue el momento, condenándolo sin ponerse colorados, habrán llegado los tiempos de utilizar todos los recursos del Estado para restablecer la vigencia de un estado de derecho hoy devaluado con una vara obscena, clasista y discriminadora. Claro, siempre que haya decisión política para ello, la ilusión es lo último que se pierde, pero la paciencia tiene límites.

La oscura explicación sobre un funcionario renunciado en Tupungato

Por Héctor «Cacho» Castro.

.

 

www.infouco.com

 

 

Comentarios