Nueva propuesta para el déficit habitacional propone Iannizzotto

“Con el formato de esa máquina de Guatemala la adapté y la hice mecanizada para poder fabricar ladrillos de hormigón que se curan con 27 días, lleva cemento, arena, agua y un químico.

Diego Markovich vecino de San Martín ideó este método que se pone en funcionamiento a través de un modelo asociativo. El referente de Encuentro Mendoza conoció la iniciativa.El déficit habitacional de Mendoza, un problema estructural que se profundiza aún más por la falta de crédito privado y el contexto macroeconómico adverso. Ante esto, hay mendocinos que vienen desarrollando emprendimientos para hacer frente a esta situación como es el caso de Diego Markovich que ideó un sistema de construcción económico para viviendas a través de un modelo asociativo.

El referente de Encuentro Mendoza, Carlos Iannizzotto visitó al emprendedor local en el departamento de San Martín para conocer los alcances de esta propuesta, Diego se comunicó con Carlos para que lo visitara después de no ser atendido por diferentes espacios políticos. El vecino de este municipio desarrolló una máquina que la fabricó desde cero, basándose en un modelo que tuvo su origen en Guatemala en los años 50.“Con el formato de esa máquina de Guatemala la adapté y la hice mecanizada para poder fabricar ladrillos de hormigón que se curan con 27 días, lleva cemento, arena, agua y un químico. Se pueden construir casas a muy bajo costo. El sistema es de encastre. Los hierros de vigas y columnas van por dentro de este modelo constructivo. La adhesividad entre ladrillo y ladrillo es con pegamento de cerámico, bajando de esta manera los gastos que pueda llegar a ocasionar”, resaltó.Mendoza no cuenta con datos del Censo 2022, pero la proyección de población a enero de 2021 es de 1.922.753 personas. El Instituto Provincial de la Vivienda, que tiene como fin último garantizar el derecho a un hogar, entregó 16.016 casas en una década. No es difícil deducir que, cuando se sepan los datos del censo, los niveles de hacinamiento que reflejarán serán alarmantes.“Mientras que en el Congreso duerme una ley presentada por nuestro sector en 2018, de Economías Regionales. Este proyecto contempla terrenos rurales, una suerte de ProCrear rural para que las familias accedan a terrenos, sobre todo en las zonas alejadas, que se están despoblando. El proyecto duerme en el sueño de los justos”, comentó Iannizzotto que también señaló que mientras la política está sumida en la mezquindad y los deseos electorales 2023, los mendocinos no descansan buscando soluciones.Por otro lado, el emprendedor del Este enfatizó que la fabricación del ladrillo es ecológica, ya que no se talan árboles y no se ocupa madera de ningún tipo. “No hay que prender fuego, no hay que hacer humo. El impacto sonoro es muy bajo. La máquina genera muy poco ruido. El sistema se puede trabajar con 3 personas. Tiene un formato cooperativo que yo lo adapté para que pueda llegar a la gente y de esta manera alcance su casa propia”, destacó.Asimismo, Markovich subrayó que los costos con el sistema de construcción tradicional en la actualidad son “inalcanzables” para el ciudadano común.“Yo lo que quiero es poner a disposición mi máquina para poder ayudar a la gente y de esta manera poder trabajar, para hacer conocido el sistema en cuestión. Tiene muchas ventajas con respecto al sistema tradicional, los costos son más bajos sin lugar a dudas y se adapta mejor a la zona sísmica en la que vivimos”, dijo.El vecino del departamento de San Martín, aspira a poner en funcionamiento un sistema constructivo en donde la gente que necesita la vivienda se organice en cooperativa y tenga a su mano este modelo de casa económica.“El formato cooperativo es recibir cemento, material virgen a cambio de un metro cuadrado de ladrillo que viene ya colocado en la casa. Con la supervisión mía o de mi socio que son los que conocemos este modelo. Venimos estudiando el tema desde hace varios años. Queremos implementarlo acá en Mendoza”, finalizó.

.

www.infouco.com

 

 

Comentarios